Consejos

Cuándo lanzar un proyecto

Si estás emprendiendo y comenzando un negocio en el mundo del bienestar, de seguro que es algo que más de una vez te has preguntado. Saber cuándo lanzar un proyecto no es algo sencillo, requiere de mucha objetividad y de tener muy en claro si estamos listos o no para salir al mercado.

Tips para saber si estás preparado o no para lanzar un proyecto

Estos son algunos tips que he ido aprendiendo con el paso del tiempo sobre cuándo es o no el momento ideal para lanzar un proyecto.

 

  • Analiza el mercado: analizar el mercado es fundamental. Se dice que uno se destaca porque es el primero o es único. Por supuesto que si eres el primero en lanzar un tipo de terapia o servicio tendrás esa ventaja, pero no creo que sólo así consigas el éxito. Analiza cómo se encuentra tu mercado hoy. Si hay una crisis general, pues entonces será mejor esperar.

 

  • Fechas más óptimas: no sé tú pero yo creo mucho en la astrología y la energía, por eso me parece fundamental saber qué anda pasando para conocer cuál sería la mejor fecha para ello. Por ejemplo, lanzar un proyecto con mercurio retrógrado no es conveniente, como tampoco lo es firmar un contrato ¿Por qué? Porque seguramente tendrás que revisarlo. Las lunas nuevas suelen ser momento muy buenos para los lanzamientos.

 

Por otro lado, también tienes que tener en cuenta los días festivos. Lanzar un proyecto el día 1 de mayo, que es festivo en prácticamente todo el mundo no sería muy conveniente. Ten en cuenta todos estos puntos.

 

  • Calidad del servicio/terapia/clases: uno nunca sabe qué puede pasar con el lanzamiento de un negocio o emprendimiento. He conocido casos en donde se han visto desbordados por la demanda, algo que no se había contemplado y por ende la calidad del servicio ofrecido ha bajado. En mi caso particular me sucedió que no esperaba tener tantos clientes en mi primer lanzamiento, me tomó por sorpresa, pero tuve la capacidad de reaccionar de inmediato y generar un sistema que me permitía ofrecerles un servicio personalizado como el que quería en cada uno de los Mentoring Full.

 

Ten presente que en un lanzamiento pueden pasar muchas cosas y tienes que saber cómo reaccionar. Si tienes cosas “a medio hacer” que son fundamentales para ello, mejor que te esperes.

 

  • Identidad visual: sabes que insisto mucho en esto, pero no tendría ningún sentido lanzar un proyecto si no se tiene en claro cuál será la identidad visual. Saber cómo lanzar una marca es mucho más que tener un logo. Tienes que tener organizadas tus redes sociales, el tipo de contenido que vas a publicar. Tu marca no se toma vacaciones, por lo que si no tienes todo esto claro, es mejor que te esperes para el lanzamiento.

 

  • Ansiedad: controla la ansiedad, un lanzamiento antes de tiempo puede llegar a ser perjudicial para ti y para tu marca. Sé que quieres contarle a todo el mundo lo que estás haciendo, pero de seguro que querrás que eso sea con el máximo de calidad.

 

Mi experiencia personal al lanzar un proyecto: Buena Estrella

En mi experiencia personal, os puedo decir que con Buena Estrella siento que he tenido dos lanzamientos: el primero de ellos, fue en 0ctubre 2017 cuando decidí hacer el primer taller en Madrid.

 

Tenía muy en claro lo que tenía para ofrecer, había creado un logo con mi querido Manu, parte del equipo de colaboradores y eso me daba ya un lineamiento estético inicial. También realicé una presentación en donde resumí todo lo que llevaba dos meses investigando acerca de los fallos y errores comunes en los negocios y emprendimientos del mundo del bienestar… Pero no tenía aún ni tarjetas personales, ni página web. Eso sí, había comprado el dominio y tenía un email profesional (a donde me podeis escribir hola@buenaestrella.net)

 

El segundo lanzamiento fue en marzo 2018, cuando estaba todo listo y lanzamos Buena Estrella al mundo. Siempre creí que este lanzamiento lo haría antes. Al principio pensaba que sería en diciembre, pues ya estaba lista para dar a conocer Buena Estrella al mundo entero. Tenía unos 6 clientes con los que estaba trabajando y el proyecto estaba más que consolidado, simplemente faltaba hacer la web y tener una estética en los contenidos. Pero en el medio de todo ello, me tuve que ir de viaje por un tiempo. Después vinieron las navidades y ese objetivo no se cumplió.

 

Entonces me puse como objetivo el mes de enero. Ese sí sería el mes para lanzarlo. Era perfecto pues iniciábamos un nuevo mes y con ello teníamos nueva energía por todos lados. Otra vez, la vida me sorprendió con distintas cuestiones personales, principalmente de salud, que me impidieron concretarlo. ¿Cómo tome todo eso? Como una señal. Lógicamente había algo en mi que aún no estaba preparado para abrir este proyecto al mundo entero. Por eso es que me puse a analizar qué me estaba frenando, a qué le tenía miedo. Una vez que lo resolví, todo empezó a fluir, y con ello, aparecieron otras personas que me ayudaron con el lanzamiento y que hoy forman parte de mi equipo de colaboradores.

 

¿Hubiera sido igual si lanzaba el proyecto en diciembre 2017 como pensaba? Seguramente no. Con toda esta experiencia quiero que comprendas que en ocasiones la idea que tenemos en nuestra mente es muy diferente a la realidad. Los proyectos son como nuestros hijos, tienen sus tiempos y hay que dejarlos que crezcan a su ritmo.

 

Lo peor que te puede pasar es la ansiedad. Me pasa mucho con los clientes que trabajamos en el Mentoring, que la ansiedad los consume y quieren lanzar todo ya mismo. Ahí es cuando saco a relucir el informe semanal en donde les muestro todo el trabajo que estamos haciendo para llegar a ese objetivo. Si te apresuras y lanzas antes de tiempo, podrás cometer varios errores, pero si te esperas un poco más, de seguro que el camino te será más sencillo.

 

Me encantaría saber cómo ha sido tu lanzamiento ¿Crees que lo has hecho en el momento correcto o te has adelantado a ello?

 

¡A tope de power!

 

Erika

 

 

Author


Avatar