Patrones

Cuánto cobrar por mis servicios de coach o terapeuta

Seguramente te hayas hecho esta pregunta muchas veces sin tener una respuesta clara sobre cómo hacerlo. Quizás, comenzaste cobrando un dinero por tus servicios de coaching o clases de yoga y a medida que pasa el tiempo te has ido dando cuenta cuál es la mejor fórmula para ti, para que puedas cubrir gastos y ganar el dinero que desees y que te mereces. Saber cuánto cobrar por mis servicios, clases o porcentaje por brindar el espacio de mi Centro de Bienestar requiere de realizar un análisis previo de algunos gastos para poder determinar un precio acorde.

 

Si bien cada uno puede cobrar lo que desee por sus servicios o clases o chequear cuál es la media de lo que se cobra en el mercado por algo similar, voy a mostrarte una fórmula que me parece muy interesante y que tienes la libertad de aplicar.

Cómo saber cuánto cobrar por mis servicios

Para poder determinar un coste aproximado de lo que deberías de cobrar, tienes que prestar atención a cuáles son tus gastos fijos y variables.

 

Gastos Fijos

Referirnos a los gastos fijos significa que son aquellos gastos que tendrás sí o sí sin importar cuántos alumnos o clientes tengas durante el mes. Por ejemplo, un gasto fijo podría ser el alquiler de la sala para dar la clase de yoga o pilates. También podrían ser otros elementos como por ejemplo:

  • Alquiler de oficina
  • Hosting de tu página web
  • Dominio de tu página web
  • Publicidad paga para tus cursos/talleres en plataformas (ej. Meetup/Uolala)
  • Secretaria/asistente/segundo profesor

 

Cada uno deberá de hacer su lista de cuáles son los gastos fijos. En el caso de Buena Estrella algunos gastos fijos son por ejemplo la publicidad en Facebook en donde tengo un presupuesto mensual destinado, el pago del alojamiento web, colaboradores, diseño gráfico, entre otros.

 

Gastos Variables

Los gastos variables son aquellos que dependerán de la cantidad de clientes/alumnos, es decir que pueden variar notoriamente. Un gasto variable sería por ejemplo el desplazamiento. Imagínate que das clases a domicilio. Ese sería un gasto variable, pues el número de desplazamientos dependerá de la cantidad de alumnos. Otro tipo de gastos variables podrían ser:

 

  • Realización de informes
  • Realización de tabal de ejercicios personalizada
  • Tiempo de trabajo por cada alumno/cliente
  • Compra de material específico

 

 

Cálculo del cobro por mis servicios

Cuando ya tienes en claro los puntos anteriores, entonces de lo que se trata es de hacer un cálculo de la siguiente forma para conocer cuánto deberías de cobrar, al menos como mínimo.

 

Supongamos que los gastos variables son de 40€ por cliente/alumno y esto incluye el desplazamiento y la personalización de una tabla de ejercicios o trabajo específico.

 

Además, tienes unos gastos fijos mensuales de 150€.

 

Para saber cuánto debes de cobrarle a cada cliente/alumno, tienes que dividir los gastos fijos entre la cantidad de alumnos/clientes que estimas tener mensualmente o que tienes en la actualidad y sumarle a ello los gastos variables.

 

En el ejemplo anterior, si suponemos que tienes 5 alumnos, la cuenta sería:

40€ de los gastos variables + 30€ de gastos fijos (que se desprenden de la división de 150€ entre 5 alumnos). Esto nos daría un total de 70€

 

Por supuesto que este tipo de cálculo podría variar en gran medida en la cantidad de alumnos/clientes mensuales que se tendrá.

Lo que está claro es que el precio que cobres deberá de poder cubrir tus gastos y brindarte ganancias.

Sé que en ocasiones es muy difícil preverlo, pero puedes irlo ajustando poco a poco.

No es fácil saber cuánto cobrar por mis servicios, pero de seguro que esto que te acabo de explicar te puede arrojar un poco de luz sobre ello.



¡A tope de power!
Erika

Author


Avatar